Gabriela Mistral (Lucila Godoy Alcayaga)

gabriela-mistral-desolacion-poemas-1a-ed-nueva-york-1922_MLM-F-2717008383_052012

BIOGRAFÍA

GABRIELA MISTRAL 
(Vicuña 1889 – Nueva York 1957)

Gabriela Mistral, seudónimo de Lucila Godoy, es una importante e indispensable escritora chilena. A los 15 años publicó sus primeros versos en la prensa local, y empezó a estudiar para maestra. En 1906 se enamoró de un modesto empleado de ferrocarriles, Romelio Ureta, que, por causas desconocidas, se suicidó al poco tiempo; de la enorme impresión que le causó aquella pérdida surgieron sus primeros versos importantes. En 1910 obtuvo el título de maestra en Santiago, y cuatro años después se produjo su consagración poética en los juegos florales de la capital de Chile; los versos ganadores- Los sonetos de la muerte- pertenecen a su libro Desolación (1922), que publicaría el instituto de las Españas de Nueva York. En 1925 dejó la enseñanza, y, tras actuar como representante de Chile en el Instituto de cooperación intelectual de la S.D.N., fue cónsul en Nápoles y en Lisboa. En 1945 recibió el premio Nobel de literatura; viajó por todo el mundo, y en 1951 recogió en su país el premio nacional.

En 1953 se le nombra Cónsul de Chile en Nueva York. Participa en la Asamblea de Las Naciones Unidas representando a Chile. En 1954 viene a Chile y se le tributa un homenaje oficial. Regresa a los Estados Unidos.

El Gobierno de Chile le acuerda en 1956 una pensión especial por la Ley que se promulga en el mes de noviembre.

En1957, después de una larga enfermedad, muere el 10 de enero, en el Hospital General de Hempstead, en Nueva York. Sus restos reciben el homenaje del pueblo chileno, declarándose tres días de duelo oficial. Los funerales constituyen una apoteosis. Se le rinden homenajes en todo el Continente y en la mayoría de los países del mundo.

mistral 2mistral 1

TESTIMONIO DE LA POETA ANTOFAGASTINA MARIETTA MORALES RODRÍGUEZ A LA POETA GABRIELA MISTRAL. http://www.mariettamorales.blogspot.com/

ESA DIOSA LLAMADA GABRIELA MISTRAL

 Yo era una niña triste…una niña huraña como son los grillos oscuros cuando es de día, como es el lagarto verde ,bebedor del sol . Con esas palabras nuestra poeta Gabriela Mistral describe su niñez marcada por el dolor y el entorno de Vicuña y los Valles transversales. Aquella niña triste que jamás imaginó el enorme legado literario, social y cultural que traspasa las barreras de la muerte. Mistral fue fortaleza y soberbia. Poesía y pasión. Magisterio y poeta. Chile la amó, pero también la envidió. Esa niña que fue injustamente acusada de robo cuando unas compañeras de curso maldita robaban el papel. El llanto y la sangre en su dolor no la convirtieron en una mujer débil. Ella fue distinta al resto de las mujeres de su Vicuña natal. Amó ser independiente y el trabajo. Nada de estar condenada a ser una mujer sometida por un hombre .Pero amó a Romelio Ureta con la fuerza cuando escribía sus versos en su sencillo escritorio. Romelio Ureta , el hombre que la encantó y provoco su primer enamoramiento . El demasiado simple, común, lleno de prejuicios que vivía preocupada de las apariencias de un pueblo chico. Su afán de aparentar lo llevó al suicidio y Mistral ya comenzaba el camino de un vida llena de éxito y viajes. Los sonetos de la muerte fue la catarsis para liberar su enorme pena frente a la muerte de quien fue su novio . Ella lo describe como una bella cabeza y un rostro feo . Gabriela desafió las formas y valoró el contenido en toda su vida . Nuestra poeta escribió para los diarios de su entorno , como la hacen la mayoría de los aspirantes a escritores y leyendo la biblia , el libro de libro como lo llamaba ella . Cada versículo la inspiraba en la soledad de los árboles de un huerto . Hija de un padre ausente , vagabundo y poeta. Los viajes estuvieron presente en su vida rutera como cónsul y siendo embajadora cultural de nuestro país .Como las lecturas de su abuela que la hacía los Salmos de David y el sonido de los ecos del valle de Elqui , donde actualmente está su tumba . Recuerdo un bello atardecer en el Valle y sintieron el espíritu de Gabriela Mistral y vieron como sus versos volaban en los techos de su Monte Grande .
Mistral anheló siempre ser madre, pero la vida la llevo a ser la madre universal de la poesía chilena. Ella escribió el tierno poema la pajita y amaba a los niños como una madre que amamanta a su bebé en la calidez de una chimenea . Fue apasionada y tuvo una gran capacidad de amar y vio que los planetas , los soles y el universo se toman a través de la palabra escrita y tuvo una gran convicción social que la acercó al socialismo y ponerse en contra del nazismo y el fascismo . Ella lloraba por los niños sin zapatos , los niños explotados en largas jornadas laborales y alzó la voz por el canto latinoamericano . Leyó los versos de Tagore , Rubén Darío y Federico Mistral y acogió los versos de otro grande de la poesía chilena Pablo Neruda .
Fue como si los vientos del norte y del sur se unieron para llegar a un lejano país llamado Suecia para recibir el Premio Nobel de Literatura . Los años de recompensa a los espíritus talentosos .
La vida la golpeó nuevamente con la muerte de su adorado sobrino Yin -Yin . Un chico demasiado descontrolado que escribió en su última carta a Mistral , me mato para no seguir matando . Imagino el rostro de dolor de nuestra poeta y ella continuó escribiendo y maravillando al mundo con sus obras Desolación , Tala , Lagar , Ternura .
En el esplendor de Nueva York , el día 10 de enero de 1957 , la chilena más talentosa dejó este mundo para iniciar un viaje a una dimensión desconocida .

MARIETTA MORALES RODRÍGUEZ

mistral

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s